perro jugando con kong negro

La clave es el tres

Icono del autor de la empresa KONG

3 pasos es todo lo que necesitas.

Asegúrese de que su perro siempre tenga un KONG listo para usar siguiendo La clave es tres.

1. Juega hoy: ya sabes el ejercicio. Dale a tu perro un KONG relleno para mantenerlo ocupado, feliz y relajado.

2. Congelar para después: rellenar un KONG separado y meterlo en el congelador. Los KONGs congelados son un gran desafío para su cachorro y lo mantendrán ocupado por más tiempo.

3. Lavar para mañana: Los KONG son aptos para el lavavajilla en la parte superior, así que cuando tu perro haya vaciado el suyo, puedes meterlo en el lavavajillas y ahorrarte algo de tiempo para lavar.

Artículos relacionados

Artículo anteriorArtículo siguiente