perro sonriendo con el dueño teniendo una cámara a punto de tomar una foto

Consejos para la sesión de fotos de mascotas

Icono del autor de la empresa KONG

¡Tu guía sobre cómo hacer la mejor foto a tus mascotas!

Si te pasa como a nosotros, tu feed social está constantemente inundado de cientos de cachorros insta-cute. ¿Cómo puedes diferenciarte para asegurarte de que tu perro recibe la atención que merece? Aquí tienes algunos consejos y trucos del fotógrafo de KONG.

Conozca su tema

Antes de acercarse al sujeto peludo, es importante hacer preguntas con antelación para conocer los gustos o disgustos del modelo. Cuando hagas fotos de perros con juguetes, pregunta siempre a los padres de la mascota con qué tipo de juguetes les gusta jugar más, a qué hora del día son más activos, si se desenvuelven bien en entornos desconocidos y si tienen alguna alergia o si se dejan llevar por cierto tipo de golosinas. De esta forma, tendrá una idea del mejor entorno y de los accesorios que debe tener a mano antes de empezar a fotografiar.

Golosinas, juguetes... y ruidos divertidos

Captar la atención de un perro puede ser un reto. Por eso, tener algunos trucos bajo la manga para llamar su atención puede ser clave para que no estén mirando a una... ¡ardilla! Tenga a mano un surtido de golosinas que se adapte a las necesidades de cada cachorro, o si el perro tiene sensibilidad asegúrese de que sus padres lleven algunas de sus croquetas o su juguete favorito. Un juguete que chirría es imprescindible en todas las sesiones fotográficas. Para muchos perros es una forma estupenda de llamar su atención, sobre todo si lo sostienes justo al lado de la cámara. De este modo, parece que el sujeto está mirando a la cámara, aunque sólo se esté preguntando cuándo vas a jugar a buscarlo. En el caso de que no tengas un perro con golosinas o juguetes, hacer ruidos divertidos que un perro no oye todos los días puede ser una táctica ganadora. Aunque parezca una tontería (y puede parecerlo), chirriar, ladrar, maullar o imitar a otros animales puede conseguir algunas miradas e inclinaciones de cabeza estupendas de tu sujeto.

Tengan paciencia

Los animales no siempre entienden tus acciones cuando el objetivo de una cámara está justo en su cara. Para muchos puede ser desconcertante y necesitan tiempo para acostumbrarse a ti y al equipo. Sean cuales sean sus dudas, hay que darles tiempo suficiente para que se sientan cómodos en el espacio. De este modo, podrás resaltar su verdadera personalidad a través de tu fotografía.

Obtener baja

El punto de vista lo es todo. Si te acercas al suelo para ponerte a la altura del sujeto, te aseguras de poder enfocar la mayor parte de cualquier retrato, sus ojos. Algunas herramientas útiles para fotografiar a baja altura en exteriores son una esterilla para arrodillarse utilizada en jardinería y una manta para exteriores. Así estarás cómodo y limpio mientras sacas las mejores fotos posibles de tu amigo peludo.

Y lo más importante, ¡diviértete! Los animales captan la energía y el tono, así que si te diviertes y haces que sea un evento desenfadado, ellos sentirán lo mismo y te asegurarás de capturar recuerdos que durarán toda la vida.

Artículos relacionados

Artículo anteriorArtículo siguiente