Alimentos que debe evitar

Que nosotros los comamos no significa que ellos deban hacerlo. Familiarícese con esta lista de alimentos y bebidas que, en ningún caso, debemos permitir a nuestros perros.

Alcohol

Las bebidas alcohólicas y los alimentos que contienen esta sustancia pueden provocar vómitos, diarrea, disminución de la coordinación, depresión del sistema nervioso central, dificultades de respiración, temblores o acidez sanguínea anómala, pudiendo llegar al coma e incluso la muerte.

Aguacate

Las hojas, frutas, semillas y corteza del aguacate contienen persin, que puede provocar vómitos y diarreas en los perros. Los pájaros y los roedores son especialmente sensibles a la intoxicación por aguacate y pueden desarrollar insuficiencia cardíaca, dificultades de respiración y acumulación de líquidos alrededor del corazón. Algunas ingestiones pueden incluso ocasionar la muerte.

Nueces de Macadamia

Las nueces de Macadamia se usan con frecuencia en la elaboración de galletas y caramelos. Estas nueces causan en el perro debilitamiento, depresión, vómitos, temblores e hipertermia. Los síntomas suelen aparecer en las primeras 12 horas tras la ingestión y duran aproximadamente entre 12 y 48 horas.

Uvas y uvas pasas

Estas frutas pueden provocar insuficiencia renal. Los efectos pueden verse agravados en mascotas que ya presenten ciertos problemas de salud.

Masa de levadura

La masa hecha con levadura puede hacer que el sistema digestivo de su mascota acumule gases. Esto puede ser doloroso y provocar hernias en el estómago o en los intestinos. Sin embargo, una vez que la masa es cocinada y la levadura ha espumado los riesgos disminuyen, por lo que le puede dar a su mascota pequeños pedazos de pan de manera ocasional. No obstante, el pan no debe constituir más del 5-10% de las calorías diarias que ingiere su mascota.

Xilitol

El xilitol se utiliza como edulcorante en muchos productos, entre otros el chicle, los caramelos, la bollería y la pasta de dientes. En la mayoría de las especies puede desencadenar una emisión de insulina, lo que a su vez puede generar insuficiencia hepática. El incremento de insulina provoca hipoglucemia (bajada de los niveles de azúcar). Los primeros síntomas de toxicosis incluyen vómitos, somnolencia, pérdida de coordinación e incluso convulsiones. Al cabo de unos días, también puede observarse un nivel elevado de enzimas hepáticas e insuficiencia hepática.

Cebollas, ajos y cebolletas

Estos vegetales y hierbas pueden provocar irritación gastrointestinal y dañar los glóbulos rojos. Aunque los gatos son más propensos, los perros también corren el riesgo si consumen una cantidad importante. La toxicidad suele diagnosticarse a través de los antecedentes del perro, signos clínicos y confirmación microscópica de cuerpos de Heinz. Una dosis pequeña y ocasional, como la que podemos encontrar en los alimentos para animales, no es probable que cause problemas, aunque recomendamos que nunca dé a su mascota grandes dosis de estos alimentos.

Sal

La sal en grandes cantidades puede provocar sed excesiva e incontinencia urinaria, e incluso intoxicación por iones de sodio. Síntomas que indican que su mascota puede haber ingerido demasiados alimentos salados son el vómito, la diarrea, la depresión, los temblores, la elevada temperatura del cuerpo, las convulsiones e incluso la muerte.

Chocolate

El chocolate es perjudicial para los perros. De hecho, los veterinarios lo consideran un veneno. El chocolate contiene teobromina, un estimulante del sistema nervioso central que puede producir convulsiones, micción excesiva (pudiendo derivar en deshidratación) y daños cardíacos. Cuanto más negro es el chocolate, más teobromina contiene. El chocolate con leche es menos tóxico que el chocolate negro, que, a su vez, es menos tóxico que el chocolate de repostería. Los síntomas de toxicidad por chocolate incluyen vómitos, diarrea, hiperactividad, convulsiones y espasmos. Estos se consideran casos de urgencia veterinaria que requieren una atención inmediata.

Otros alimentos peligrosos

Consulte a su veterinario sobre los alimentos que pueden resultar dañinos o poco saludables para sus mascotas. Este asunto debe ser tomado muy en serio.