En lo que respecta a los perros y sus juguetes, existen tres hábitos básicos de mordida:

1)   Mordedores moderados: Estos perros son cuidadosos con los juguetes y prefieren los que son de felpa o de tela. Les suele gustar lamer o chupar sus juguetes, pero casi nunca los destrozan.

2)   Mordedores promedio: A estos perros les encanta jugar con todo tipo de juguetes y a menudo se los llevan con ellos a todas partes. Pueden destrozar los juguetes de felpa o de tela, pero rara vez destrozan los de caucho.

3)   Mordedores potentes: Normalmente estos perros son mordedores fuertes y decididos, por lo que se necesita más criterio a la hora de elegir sus juguetes. Elija juguetes resistentes de juego interactivo y juguetes de caucho duro. Un tamaño más grande también resulta útil al elegir juguetes para mordedores potentes.

Para todos los perros, con independencia de cuál sea su hábito de mordida, supervise el juego hasta que se asegure de que el perro no destrozará el juguete. Sustituya los juguetes que tengan cortes, desgarros o estén rotos.