Adiestramiento en jaula

Las jaulas de interior constituyen herramientas de adiestramiento muy efectivas, además de ofrecer un refugio seguro y tranquilo para su perro.

Cuando presente la jaula a su perro, intente que resulte lo más cómoda posible colocando dentro una colchoneta blanda o una manta. Comience el adiestramiento en jaula de su perro rellenando un juguete KONG con su bocado preferido. Deje que el perro vea y olfatee el KONG relleno y, a continuación, coloque el KONG al fondo de la jaula, con la puerta abierta. Puede sentarse en el suelo junto a la jaula y animar a su perro a medida que este se vaya acercando al KONG. Deje que su cachorro mordisquee el KONG en el interior de la jaula para ayudarle a sentirse más cómodo. Repítalo hasta que el perro se sienta cómodo dentro de la jaula por sí solo.

No fuerce ni empuje o arrastre nunca a su perro hacia el interior de la jaula. Tenga paciencia y utilice los KONG rellenos para convertir la jaula en un lugar positivo, acogedor y seguro para su perro.

Cuando su perro empiece a sentirse más cómodo dentro de la jaula, cierre la puerta y déjela cerrada durante breves períodos de tiempo. En las primeras fases del adiestramiento, no abra la jaula cuando el perro ladre, llore o aúlle. Ábrala únicamente cuando el perro esté tranquilo. De esta manera, el perro aprenderá que ladrando, llorando o aullando no conseguirá abrir la puerta.

Las jaulas son idóneas para el adiestramiento en casa, para prevenir una conducta destructiva o reducir la ansiedad causada por una separación o traslado. No utilice nunca las jaulas como forma de castigo o aislamiento excesivo, ya que esto echará por tierra todo el entrenamiento completado por ambos hasta el momento.

Si desea mejorar el adiestramiento de su perro, póngase en contacto con los profesionales o clubes de adiestramiento para perros de su zona.