Un perro dejó esta empresa en nuestras rodillas

KONG Classic se vendió por primera vez en 1976, aunque, en realidad, fue descubierto por un pastor alemán llamado Fritz (y es que tanto su material como su forma están inspirados en una pieza que este perro arrancó de un viejo coche y depositó literalmente en las rodillas de nuestro fundador).

Desde entonces, fabricamos juguetes KONG a partir de nuestra propia goma diseñada para masticar: un material muy seguro para las mascotas. Los perros adoran KONG. La manera en que bota los mantiene atentos y listos para jugar. Posee un tacto suave en la boca que garantiza una masticación satisfactoria y, por supuesto, es muy duradero. A los dueños también les encanta KONG: pueden rellenarlo, lanzarlo y dejarlo en el jardín.

Con KONG, la diversión está garantizada. Los perros y sus dueños elijen KONG original y el resto de nuestros juguetes favoritos porque son divertidos. Los juguetes KONG son lo mejor de lo mejor en cuanto a calidad, originalidad, variedad, seguridad y precio. Regale a su perro un KONG. Él le enseñará que no se trata de un simple juguete, es un KONG.